Alfa Romeo

En Junio de 1910 es fundada en Milán la Anónima Lombarda Fabbrica Automobili, como reciclaje de la filial italiana de la francesa Darracq, cuyos talleres estaban en laperiferia milanesa (Portello). Su primer modelo es un éxito inmediato: el 24 HP, diseñado por Giuseppe Merosi, el coche conquista por la mecánica, prestaciones y por el placer de conducirlo. El motor de 4048 cilindros sumistra cuarenta y dos caballos y permite superar los cien km/h. Leer más
En los años siguientes nacen el Spider, el Corsa Biplaza, el Limousine de siete plazas y el Torpedo.
Éste último será utilizado por la cúpula militar italiana durante la Primera Guerra Mundial. En 1913, lanzan al mercado el 40-60 HP con un motor de seis cilindros y setenta caballos, que llega segundo absoluto en la carrera en pendiente de Parma-Poggio de Berceto. Un año más tarde, Merosi diseña el primer Gran Prix Alfa, que a manos de Giuseppe Campari recorrerá el kilómetro lanzado a más de 147 km/h. Éstos fueron los dos primeros éxitos deportivos de una larga historia de competiciones, en la cual cuentan con más de cien prremios, cinco de ellos mundiales. En 1915 toma el control de la empresa Nicola Romeo, apoderado del banco Banca Italiana di Sconto, que redirigió la producción de la fábrica hacia material bélico, motores de avión, compresores, etc. El estallido de la Primera Guerra Mundial supone para la compañía, un paréntesis en su producción de automóviles, pero también un reflotamiento de su situación financiera. En la nueva planta de fabricación de Portello, adquirida en 1918, y que el nuevo propietario adaptó a las necesidades de demanda bélica de la época. Pero con la llegada de la paz, se hace necesaria la reconversión, y aunque en un principio se presentaría como larga y difícil, en 1920 saldría al mercado el primer automóvil que lleva la nueva razón social de la empresa: el Torpedo 20-30 HP ES. Precisamente, será a manos de este modelo, con el que Enzo Ferrari queda segundo en la Targa Florio. En 1923 la empresa presenta el modelo RL, que con Ugo Sivocci al volante, ganará por primera vez la Targa Florio. En 1924, un proyectista de Fiat presenta el P2. El motor de dos litros que suministra una potencia de 140 caballos, y que se incrementa en 155 un año después, y en 175 en 1930. Este modelo alcanzará en el circuito de Cremona los 225 km/h, y durante cinco años consecutivos cosechará un éxito tras otro, entre ellos, en 1925 el Campeonato Mundial. En 1927 nace el 6C 1500, con un motor de seis cilindros en línea. Aumentando la cilindrada, en 1929 el modelo cambia de nombre y es rebautizado como el 6C 1750. Durante cuatro años se fabrican más de dos mil unidades. A pesar de tener que ser controlada por el Instituto de Reconstrucción Industrial a raíz de la crísis del 29, en 1938 nace el 8C 2900 B Largo. En 1939 nace el 135, un motor de 18 cilindros de doble estrellla que, con casi dos mil caballos, se convierte en el motor más potente de aquella época ganador de trece récords mundiales de velocidad, altura y distancia.

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, la actividad automoviolística no pudo reiniciarse hasta 1946 con la versión renovada de los 6C 2500. A principios de los cincuenta Alfa Romeo presenta un modelo que cambiará el curso de su historia, el 1900, una berlina de cuatro puertas y cinco plazas, que es, sobre todo, una berlina de uso diario. En 1954 se presenta el Giulietta Sprint, un cupé que inicia una era de éxito, y al año siguiente se presenta el Spider, la versión descapotable. Uno de los coches más representativos de la década de los sesenta es el Giulia, que llega en 1962; en 1966 lanzan el Spider 1600 “Duetto”, y al año siguiente el 1750 Spider. En 1968 Alfa Romeo se convierte en accionista principal de de la brasileña FNM (Frabrica Nacional de Motores), y en 1970 abre la década colaborando con McLaren, que sumistra el motor 8V 3000. En la década de los setenta, a pesar de la crisis ecómica reinante, sigue presentando nuevos modelos, como la berlina 2000, el Alfetta Berlina (que se convierte en el coche símbolo de la época) y el Alfasud, el cupé Alfetta GTV y el 2000 TD (que fue el primer turismo italiano en tener un motor turbodiesel en 1976), el nuevo Giulietta, y el buque insignia Alfa 6. Los setenta terminan con una tercera posición en Fórmula 1 a manos de Braham, y además una colaboración con General Electric para construir el motor aeronaútico CF6-32. En 1979 presentan el primer motor de turbina fabricado en Italia, el AR 318 de 600 caballos.
En los ochenta, Alfa Romeo S.P.A ya es una empresa cabecera de grupo. Presento la nueva berlina 33 en 1983. En 1987 llega el 164, un modelo nacido de una plataforma compartida de Fiat Croma, Lancia Thema y el Saab 9000. Los noventa siguieron siendo una década de éxitos, en 1992 nace el 155, y un año más tarde el V6 TI, que ganará el prestigioso DTM. También será la década de los “hermanos” 145 y 146, con el capacterístico capó en forma de V. Pero el grán éxito llega con el 158, que obtiene el título “Coche del año 1998”. En septiembre de ese mismo año llega la gran berlina deportiva 166. El 2000 se abre con el Alfa 156 Sportwagon. La gama es completada con los siguientes 147, 156 GTA y con 147 GTA.