¿Aparcamiento fácil? Clasificación de los coches más cortos

¿Aparcamiento fácil? Clasificación de los coches más cortos

¿Cuáles son los coches más cómodos para aparcar? Obviamente los menos largos, más fáciles para maniobrar y con un radio de giro corto. Durante años esta clasificatoria de los coches más cortos ha estado protagonizada por el Smart, en cualquier versión: cupé biplaza, cabrio y todas las ecológicas. Ahora el aparcar fácil es un territorio a conquistar por el nuevo Twizy, cuadriciclo eléctrico marca Renault: un vehículo de ciudad, producto de la combinación de una scooter cubierta y los microcoches (excluídos de la clasificación). Seguidos por dos grupos de coches, los numerosos franceses del Grupo PSA: los citycar C1 y 108 (con alimentación tradicional), los eléctricos C-Zero y iOn, y tomando protagonismo Aygo e iMiev.

¿Una parada en la ciudad? Encontrar aparcamiento gratuito en el centro histórico de los núcleos urbanos como Madrid, Barcelona o Sevilla, es una pesadilla recurrente en la que nos vemos obligados a pagar altos precios por pocas horas de descanso; sin contar que, en las zonas de tráfico limitado, hay que sumar una tasa especial (o resignarse a esperar la multa en casa), o tener que aprender el manejo de mil servicios digitales (App, Smartphone, SMS, Tickets) para pagar el parking, cosa que no es siempre práctica e inmediata.
¿Cómo solucionar esta terrible situación? Por ejemplo, a través de una elección adecuada de la compra del coche: no por causalidad en 2015 son muchas las opciones a disposición de quienes tienen la necesidad de aparcar en ciudad, donde los sitios (especialmente los gratuitos) escasean. Un pequeño citycar permite aprovechar al máximo hasta los rincones más escondidos del centro, sin ocupar la calzada o temer por la seguridad de los retrovisores, o la pintura de la carrocería.
Además, gracias a los motores híbridos o eléctricos de estos automóviles ultracompactos, es posible entrar libremente en las zonas de tráfico limitado, a diferencia de lo que sucede con aquellos propulsados a alimentación tradicional (diésel o gasolina), también de última generación. Citroën e Peugeot ofrecen diversas posibilidades en este sentido, pero también las marcas japonesas Toyota y Mitsubishi reservan interesantes sorpresas en lo que respecta al aparcamiento cómodo en la ciudad (que va a la par, con una gran atención a la ecología).

Ver todas las guías